Será…

Será que siempre te esperaré tendida sobre la cerca.

 Será que en mi eterna espera tus espinas

seguirán clavándose enfurecidas sobre mi alma.
 
Será que lloraré bajo la lluvia mientras te pienso,
y el agua ahogará mis gritos silenciosos de angustia.
 
Será que tu amor hacia mí verdaderamente no existe…
 
Serán tus recuerdos desdibujados los que habiten
para siempre, agónicamente solos,
en esta memoria mía que sólo piensa en ti.
 

Será que sigo envejeciendo…

esperando a que regreses a mi vida porque sí,

como si nada?

Original de: Ingrid Cavalieri
Fotografía: Isabel Bracho Cruz

Comments are closed.