Vivir en las sombras

Tedioso orgullo

y vergonzoso miedo

hacen de muchas vidas

sombras tenebrosas.

El camino se hace plácido

dentro de la mentira infinita,

en donde unos juegan a ser felices

para que los otros lo sean.

Sonrientes se simulan

alegrías mientras el alma

llora, gime y grita

en silencios tortuosos.

Espíritus muertos 

dentro de impecables 

cuerpos que aparentan

una salud inquebrantable.

Un conjunto de formas

maltrechas dan vida a 

un incidente en el universo:

llamado ser humano.

Van camino a la perdición;

sin vivir, sino haciendo creer 

que viven, momentos de 

felicidad inexistentes.

Monstruos con cara 

de ángeles, que sin vivir

sobreviven vidas de mentira

complaciendo sociedades.

 

Hasta que llega la muerte

y todo se recicla, menos

la carencia de lo auténtico,

lo correcto, lo divino.

¡Tanta hipocresía

y aún existen poetas!

¿Será que te equivocas

y la esperanza existe?

Ingrid Cavalieri

Fotografía de Isabel Bracho Cruz

Isabel Bracho Cruz

Comments are closed.